Qué
  • Alimentación
  • Tractores
  • Tienda agraria
  • Tiendas agropecuarias
  • Taller
  • Supermercado
  • Neumáticos
  • Ruedas
  • Instalaciones y material Agrícola y Ganadero
  • Maquinaria agrícola
  • Talleres mecánicos
  • Gasolinera
  • Fábrica de piensos
Dónde

Hijos de Luis Rodríguez, S.A. es una empresa familiar, con capital íntegramente asturiano cuyos orígenes se remontan a 1932 cuando Luis Rodríguez Fernández y Macrina Cuervo Menéndez abrieron su primera tienda de alimentación en Oviedo. Seguramente no eran conscientes de que en aquel momento estaban poniendo los cimientos de uno de los grupos más importantes del sector de la alimentación, y que 80 años después, sus descendientes seguirían al frente del proyecto. Nada más y nada menos, que tras tres generaciones.

Desde aquel primer establecimiento, una tradicional tienda de ultramarinos que ya destacaba por la calidad de sus productos, hasta hoy en día, se ha recorrido un largo camino hasta convertirse en un gran proyecto empresarial que cuenta en la actualidad con más de 1.400 trabajadores repartidos entre sus 50 puntos de venta en Asturias y León.

Situada en el Polígono de Silvota se encuentra la Plataforma Logística Integral de masymas. En sus más de 25.000 metros cuadrados se gestionan, almacenan y distribuyen los productos que finalmente llegarán a más de 150.000 familias. Esta instalación es el fruto de un ambicioso proyecto con el que mejorar nuestra metodología de trabajo, permitiendo optimizar los tiempos en la cadena de distribución, lo que se traduce en una mayor calidad y frescura en los productos que los clientes encontrarán en los supermercados. Este esfuerzo convierte a Hijos de Luis Rodríguez, S.A. en la empresa de distribución con la tecnología más puntera, y una de las más avanzadas de España.

Todo ello siendo fieles a la filosofía de ofertar la mayor calidad al menor precio posible. Una forma de pensar que ha llevado a la empresa a continuar creciendo desde 1932, siguiendo una política de acuerdos a largo plazo con pequeños y no tan pequeños productores en origen, ayudando así a su propio crecimiento al tiempo que se garantiza la mejor calidad en todos los productos frescos, con un profundo respeto por los procesos y métodos tradicionales de crianza y producción.